Le Grand Théâtre des Cordeliers

Le Grand Théâtre des Cordeliers

Le Grand Théâtre des Cordeliers (FR)


UBICACIÓN:
Albi (FR)

ARQUITECTO:
Dominique Perrault Architecure

MODELO BUTACA:
Perseo

ENLACES DE INTERÉS:
www.perraultarchitecture.com (arquitecto)

000

Dominique Perrault ha añadido un particular edificio a las vistas de la ciudad de Albi, en el sur de Francia: un asombroso ejercicio de yuxtaposición con la arquitectura que le rodea tanto en términos de formas como de materiales.

La estructura del teatro está compuesta fundamentalmente de hormigón y acabada en ladrillo y vidrio. Como contrapunto a la solidez del ladrillo el arquitecto propone una cubierta suave y ligera que, de alguna manera, viste el prisma del teatro. Esta cubierta de malla metálica inoxidable en color cobrizo busca los vertices de dos de los lados al tiempo que se aleja de los otros dos para crear una sensación de pieza de tela caída sobre el espacio del teatro y de los cines. Estas curvas y contracurvas hacen que la rígida malla se transforme en un elemento arquitectónico libre; es también una metáfora de un traje de ópera posado sobre la estructura del teatro.

Esta piel de malla tejida refleja la luz del sol y actúa como panel refractario para los grandes vestíbulos del interior; desde la lejanía brilla con colores cobrizos cálidos que complementan los tonos color melocotón del ladrillo colindante. Sin embargo, por la noche el edificio se transforma completamente: la pantalla se diluye en la oscuridad para revelar las luces del interior del auditorio.

Todas los ventanales que están bajo la pantalla están tintados y tienen unas propiedades excelentes tanto acústicas como de resistencia a altas temperaturas;  dejan pasar la luz pero no el calor. En su interior se ha realizado un uso intensivo del ladrillo tanto en los suelos como en las paredes y los techos. Por tanto, es innegable la sensación de solidez del edificio; y es ésta solidez del ladrillo la que contrasta con la ligereza de la malla decorativa que lo envuelve.

El teatro aloja un auditorio de 900 butacas, un pequeño teatro experimental de 250, zonas de administración y logística, vestíbulos y un restaurante. Como peculiaridad hay que destacar la atmósfera del auditorio principal: paredes, techos, suelo y escenario negros en contraste con unas butacas de color rojo anaranjado. Esta es la sala precisamente en la que se puede encontrar nuestra butaca PERSEO: totalmente tapizada en tejido de Kvadrat y con una pala de escritura anti pánico oculta dentro de los costados de la butaca.

El estudio de Dominique Perrault no sólo ha levantado un teatro y un cine, sino un nuevo referente para la ciudad; un punto de encuentro que atrae a los habitantes hacia él tanto si quieren ir a una función como si no.

000

Newsletter